Historia del Hogar Extremeño de Barcelona.

Nuestra entidad, nace en el año 1960,  como una asociación sin ánimo de lucro, creada para aglutinar y recoger los nostálgicos sentires de los emigrantes extremeños de la época, además de potenciar el folclore y las tradiciones de Extremadura, dándolas a conocer en toda Cataluña.

Aunque, documentalmente, sus orígenes datan de la fecha enunciada, podemos situar el primer esbozo del Hogar, allá por los años 50, cuando un grupo de tenaces paisanos, dan el primer paso para su fundación, con un lema harto expresivo y explícito,

         “un hogar para todos los extremeños “

Nuestra entidad, ha disfrutado de momentos esplendorosos, habitando diferentes sedes sociales que servían de lugar de acogida, a cuantos quisieran disfrutar de nuestras costumbres, cultura, gastronomía y esa tertulia entre amigos, compartiendo historias y aventuras pasadas.

El paso de los años, la integración de los socios en el ámbito socio-cultural de Cataluña, los cambios habidos en una sociedad moderna como la actual y, sobre todo, la actual crisis económica, ha repercutido en una notable reducción de ingresos, pero no así, en el desarrollo de su actividad, manteniendo, - dentro de nuestras posibilidades – todas las que representan nuestra identidad, tales como gastronomía,  cultura, deporte, etc.

Afectados por la legislación vigente y, en concreto, por la Ley de Arrendamientos Urbanos, debimos abandonar nuestra histórica sede de Puerta del Ángel, pasando a ocupar en la actualidad, un local ubicado en la calle Diputación, en cuya sede, hemos tenido el honor de recibir al actual Presidente del Gobierno de Extremadura, Excmo. Sr. D. José Antonio Monago y, con anterioridad, durante una visita oficial a la Generalitat de Cataluña, nos vimos honrados con la visita del Excmo. Sr. D. Guillermo Fernández Vara, como Presidente de la Junta de Extremadura, en aquella fecha.

La Junta Directiva que regía el Hogar hasta el año 2010, negoció la compensación económica por el abandono de nuestra sede social y, con el dinero recibido, la entidad continúa en la actualidad su singladura.

No obstante, la falta de recursos, las dificultades para la obtención de subvenciones oficiales y la precaria situación económica actual, nos dibujan un panorama y futuro sombrío.

Nuestra permanencia como entidad, pasa por el reciclaje de todas las estructuras, reconversión de los planes de la entidad a corto y medio plazo y, por ello, consciente de la situación económica y financiera, la actual Junta Directiva del Hogar Extremeño de Barcelona, tiene, como objetivo ÚNICO, el equilibrio económico de la entidad, tratando,  sin remisión, de igualar los ingresos y gastos.

Para ello, tiene establecido un plan a corto plazo, consistente en tratar de obtener un local, de medidas aceptables, dotado de una sala polivalente, que permitiese las actividades culturales, lúdicas y sociales de la entidad y, al mismo tiempo, rentabilizar sus instalaciones, mediante la explotación económica a terceros.